EnerHi defiende en Genera que las renovables son “garantía de futuro” para la España rural e interior si se ajustan a criterios sociales

  • Su informe ‘La electricidad: palanca de desarrollo de la España Vaciada’ sentaba las bases de cómo las empresas deben implicarse con los pueblos

  • Para la compañía sevillana debe darse prioridad a los proyectos que “vinculen el domicilio fiscal” de las plantas con el territorio en el que se ubican

MADRID, 17 de noviembre de 2021

La compañía de energías renovables EnerHi ha defendido hoy en la Feria Genera que las energías renovables son la “garantía de futuro” económico y demográfico para la llamada España Vaciada y, en general, para todas las comarcas rurales o interiores en las que se enclaven instalaciones energéticas que se ajusten a criterios sociales.

Durante su intervención en la ‘Jornada sobre Medio Ambiente’ que se celebra este martes en Genera, organizada por la UNEF, el director del área de Hidrógeno de EnerHi, César Álvarez, explicó que la filosofía de su joven empresa, fundada en 2018 en Sevilla y solo dos años después con una cartera de proyectos que abarca 25 provincias, siempre ha estado “vinculada al territorio, a las personas que lo habitan, por encima de cualquier otro factor”.

En el transcurso de la mesa ‘Estrategias de sostenibilidad de las empresas del sector fotovoltaico’, en la cual participó junto a la representante de SENS, Inés Monroy, César Álvarez recordó que la filosofía con la que nació EnerHi ya quedó plasmada en su informe de 2020 ‘La electricidad: palanca de desarrollo de la España Vaciada’, el cual sentó las bases de “cómo se debería llevar a cabo una implicación correcta de los proyectos energéticos en los pueblos”.

El trabajo realizado para la elaboración del mencionado informe ha dotado a EnerHi de una base conceptual de buenas prácticas con la que servir de ayuda a instituciones y a entidades como la propia Unión Española Fotovoltaica a la hora de tomar decisiones o elaborar sus propios documentos.

“La relación con las personas pasa por la preservación del medio que les rodea. En este caso el medio natural. Pero también pasa por compatibilizar la preservación del medio con el desarrollo socioeconómico de los pueblos y las comarcas. Y ahí está presente EnerHi de manera especial”, ha explicado Álvarez en el arranque de su exposición.

DISCRIMINACIÓN POSITIVA

El representante de la compañía con sedes en Sevilla, Madrid y Valencia hizo además hincapié en la “gran satisfacción” que para muchos colectivos y entidades involucradas con el territorio supuso el “espaldarazo” que el Miteco dio a varios de sus argumentos al introducir criterios sociales en los concursos de acceso, a través del RD 12/2021.

César Álvarez celebró que tales criterios contribuyen, a su juicio, a una visión estratégica diferente de las energías renovables, entendidas ahora “no solo como instrumentos vitales en la transición hacia un nuevo modelo productivo descarbonizado, sino también como una oportunidad histórica inexcusable para el desarrollo de las comarcas rurales, abandonadas y en proceso de despoblación”.

Para EnerHi, tales criterios comparten una “filosofía de fondo común” con su informe sobre la España Vaciada, el cual ya contenía una serie de planteamientos que están hoy protagonizando el debate público sobre la implantación de las energías renovables. Entre tales planteamientos figuraba el posicionamiento de EnerHi a favor de una estrategia de instalaciones más distribuidas, con plantas de mediana capacidad y “discriminando positivamente el acceso a la red de proyectos que se desarrollen en la España vaciada y tengan un compromiso social con

RETORNO FISCAL

A su vez, EnerHi sostenía en su informe, recordó César Álvarez, que sería preciso “priorizar proyectos que vinculen el domicilio fiscal de la planta con su localización” física, a fin de que “los retornos fiscales redunden en los propios territorios en los que se produce la generación eléctrica”.

Respecto al desarrollo rural y el empleo, la compañía sevillana abogaba por dar prioridad a los proyectos “que acrediten la generación de empleo a nivel local e incluyan compromisos de formación para capacitar a trabajadores locales en acciones de mantenimiento y limpieza de las instalaciones”. “En esa misma línea -agregaba el trabajo- habría que valorar todos los proyectos que apuesten por incorporar socios locales para su desarrollo y gestión”.

Así mismo, EnerHi defendía que el “papel de los interlocutores de nudo debería estar asignado a la administración pública y no a un actor que desarrolla actividades de generación, lo que representa un conflicto evidente de intereses”. También sostenía que Red Eléctrica Española (REE) debería presentar una nueva planificación de inversiones en infraestructura de transporte que permita revisar las actuales prioridades de inversión, “dado que la planificación vigente no coadyuva al desarrollo de la España Vaciada”, hasta el punto de que “actualmente se prima las áreas más desarrollados frente a aquellas que sufren con más intensidad el vaciamiento de sus territorios y la pérdida de oportunidades de desarrollo económico y social”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *